top of page
  • Foto del escritorlalaunediencer

Mi experiencia en la UNED 3 (redes sociales)

Actualizado: 9 mar

Me preguntan mucho por "mi experiencia", el por qué de "Lala", si alguna vez fue diferente (y sí, culpa de una joven Lala que no sabía de los límites de la maldad de la gente) y también quería dar explicaciones a todos aquellos que no tenéis "culpa" de nada y que desconocéis por qué cada vez me siento más "agotada".


En la mayoría de casos se podría resumir en "intereses frustrados" de otras personas (por ejemplo, gente que cobra por hacer lo que yo hago gratis: pagos por mentorías a alumnos de la UNED o similar) que intentan "j*der" o "bloquear" todo lo que intento hacer (por ejemplo, porque si este blog nadie lo ve, dará pie a que más alumnos estén perdidos y les paguen por sus servicios). O simplemente por "envidia". Es por ello que después de ciertas experiencias graves, que han ido desde amenazas o hechos denunciables a situaciones más leves como que insultaran a mi familia y amigos (sin conocerlos de nada) o intentar sabotear todo lo que hago, decidí hace años no participar tan activamente como antes en redes, que en sí no me aporta ni laboralmente ni como persona (además de que actualmente tomaré medidas serias si llega a hacer falta).



Mi experiencia en las redes sociales es agridulce. Y la verdad, siendo totalmente sincera, es que si pudiera volver al pasado y ver a mi "yo del pasado" le pediría que tomara otra decisión. Probablemente querría aprovechar tooooodo ese tiempo, esfuerzo y energías que he dedicado tooodos estos años en los demás para, en primer lugar, dedicármelo a mí (en estudiar, en formarme, en divertirme, en desconectar o en lo que me apeteciera). Sin tanto estrés, sin tantas cosas por hacer, sin exigencias ni "deprimirse por la forma de actuar de muuuchas personas". Y pueden parecer tonterías pero según va pasando el tiempo...a veces dan ganas de tirar el móvil a un río y no volver a cogerlo nunca.


Sin un contexto es difícil entenderlo. Me parece importante explicarlo porque, sin el "pasado" de cada uno no podríamos hablar de un presente. Y en gran medida mi conducta, mi forma de ser y los proyectos que han ido surgiendo dependen mucho de esta experiencia. Al igual que lo que haga en el futuro (seguir compartiendo o dejar redes) depende de este presente.

También se parte de que en redes sociales se pierde mucha información como puede ser la expresión facial o gestual como son el tono o incluso la velocidad del habla. Sin esta información surgen muchos malentendidos.


Aun así, las interacciones más comunes negativas en redes con Lala son (de esto tengo guardadas las historias y las conversaciones TOP porque me parecen irreales...):

a) Molestarse cuando les dices que lean. Siempre suelo tener muchísima paciencia y hablar con respeto y educación, JAMÁS he insultado a nadie por redes, y tampoco les he contestado mal o con prepotencia y menos por estos temas. Pero alguna que otra vez he dicho "tienes la información en historias destacadas de Instagram y en el blog" y se han enfadado porque "ya lo habían leído" (no sé cómo porque sorprendemente la respuesta estaba ahí...). O también me han llegado a decir "no tengo tiempo para leer lo que has puesto, por eso te pregunto": no tienes tiempo tú, ¿y Lala sí tiene tiempo no solo para ponerte toda la información de manera accesible si no para volver a quitarse de su tiempo y dártelo a ti? Si este fuera otro contexto (un voluntariado, mi trabajo o una persona de confianza) lo entendería, pero siendo la universidad, me parece que es una tomadura de pelo.

b) Preguntar únicamente qué tal me va cuando necesitan algo.

- Hola, ¿qué tal te va todo Lala?

- (Aquí es cuando yo hablo, aunque da exactamente igual lo que yo diga, podría decir que me ha tocado la lotería del niño o bien que me está persiguiendo un dinosaurio y daría igual)

- Oye una pregunta...

c) Solo preguntar o enterarse de lo que les interesa con todo el descaro. Da igual que sea algo académico que personal. Muchas veces he compartido una publicación con información y ni un "me gusta", ni un comentario, ni un gracias o un "enhorabuena", pero por privado se sigue preguntando sobre ello. Otras veces pones algo importante para ti (como por ejemplo que me haya graduado) y lo mismo, ni un "enhorabuena"; preguntas del tipo "¿y qué nota tienes?" y "¿en cuántos años lo sacaste?". Tal vez soy psicóloga y no leo mentes, pero cuando pasas por tanto te empiezas a dar cuenta de que realmente solo preguntan por envidia o por compararse o incluso por hacerte sentir mal. Te dejan bien claro que les das igual, les da igual tu esfuerzo, le da igual cómo te encuentres y les da igual que estés perdiendo el tiempo; los únicos importantes son ellos y si no cumples sus expectativas eres tonto/mala persona/(inserte aquí cualquier otro descalificativo). En estos casos es super que común y da totalmente igual incluso que llegues a explicar cómo te sientes o lo importante que es para ti el feedback: TE IGNORAN 100%. (Muy relacionado con los dos siguientes puntos)

d) No ser educados, no decir "por favor" o dar las gracias. Y cuando digo no dar las gracias no me refiero a una pregunta temporal (no hay que ser tampoco como Lala que va a un bar y cada vez que le ponen algo en la mesa dice "gracias" hasta el punto de que si ponen varias cosas está "gracias, gracias, gracias") si no a cientos de preguntas y ni un "oye, gracias por dedicarme tiempo", más bien es como si fuera mi deber (y no).

e) Ignorar mis respuestas. Preguntan por algo, respondo y no hay más. (Esto suele repetirse en varias ocasiones, a veces he estado hablando "sola" meses y sin embargo seguían respondiendo o pidiendo material en historias). También recuerdo, por el chat, haber indicado dónde estaban mis apuntes o prácticas en anteriores ocasiones porque me preguntaron por ello, me dejaban en leído y años después me preguntaban por otro material (que sí, estaba exactamente en el mismo sitio que comenté).

f) Exigir y si no enfadarse. Por ejemplo, personas que me han dicho "¿me pasas tus apuntes descargados? si no no los voy a usar". O los "pues deberías hacer esto porque si no lo haces eres mala compañera/mala persona". Y obvio son los primeros que no aportan absolutamente nada (es como si se aplicaran distintas reglas para cada uno). Aquí me han llegado incluso a exigir que de terapia psicológica gratuita porque "soy psicóloga para ayudar" (prefiero poner un "es-tupido velo" a este tema, pero en primer lugar para dar terapia no te vale con el grado y además necesitas un "seguro" que mire por ti, tanto si haces voluntariado como si trabajas).

g) Replicar cuando comento todas estas cosas que estoy escribiendo en esta entrada. Es una de las razones por las que no suelo comentar estas cosillas de básicamente mi día a día, pero no me parece justo...al igual que siempre estoy agradeciendo también me parece importante hablar "de lo malo" o de cómo me siento (ESTO TAMBIÉN ES SALUD MENTAL, NO SOLO PUBLICACIONES BONITAS). Y quiero que se sepa el por qué de si algún día finalmente dejo las redes sociales.

h) QUE-JAR-SE. Da igual el motivo: quejarse porque me anoté a un curso que puso Lala y no me enteré bien, quejarse porque estudié 1 día con los apuntes de Lala y no aprobé, quejarse porque Lala ha dicho algo y yo he entendido algo totalmente diferente a lo que ha dicho Lala, quejarse porque quería otra cosa pero no la digo y solo me quejo. #SeaLoQueSeaEsCulpaDeLala Muchos tienen un mal día y lo pagan con Lala (probablemente porque si fuera otra persona les morderían y Lala siempre intenta ser respetuosa incluso en estas situaciones).

i) Plagiar. Hasta memes....cuando ese plagio proviene de personas a las que encima has ayudado sienta peor. Por suerte, la esencia de cada uno es algo que no puede "plagiarse".

j) Pedir feedback personas que no dan feedback. Este punto me ha costado muchísimo porque siempre he sido de "dar y dar y volver a dar" y además no suelo necesitar ayuda de nadie, soy muy muy autónoma (he terminado la carrera sin básicamente ayuda de ningún tipo, yo me lo guiso y yo me lo como), pero sin duda cuando a una la toman por tonta continuamente desgasta muchísimo.


Por todas estas razones aunque suene extraño doy las gracias cuando dan las gracias, cuando piden las cosas por favor y sin querer molestar. Cuando conversan y se comunican en vez de juzgar. O cuando preguntan cómo estoy sin ninguna intención detrás. Porque no es tan común.

A cada persona le afecta de una manera diferente, hay quienes han pasado por esto y a los 2 días lo han mandado todo a la mierda o quienes están más ausentes y pasan de todo. La verdad es que Lala es sensible, siempre intenta ayudar (no solo en redes sociales, en el voluntariado, en el metro, en la calle, donde sea...) y cree en "los movimientos sociales", que cuando las personas se implican y se ayudan unas a otras se puede cambiar el "mundo". Y la realidad es otra, por eso deprime. No se suele compartir y la mayoría del tiempo que pongo recursos, a mucha gente le sirve pero no suelen comentarlo salvo cuando tienen algún problema (y estoy convencida de que no es un acto de mala fe, pero Lala no es adivina...). Por ejemplo, me entero que se han anotado a X curso que compartí pero no me lo dicen salvo cuando ya lo están terminando y tienen alguna duda (puede parecer absurdo pero es importante para seguir compartiendo, esa retroalimentación la pido tanto para saber si;

a) esos cursos cumplen las expectativas y por lo tanto seguir recomendándolos o no

b) si realmente interesa para seguir buscando y dedicando un tiempo a explicarlos y buscar toda la información o no comentar ningún curso más e irme a comer croquetas

(Me ha pasado también con mis apuntes, pensar "estos no les ha debido servir a nadie" y enterarme meses después de que aprobaron con ellos. Y con todo tipo de recursos que he ido poniendo, lo que causa esa incertidumbre de "¿servirá? ¿dejo de compartirlo?").


Aunque también debo decir que no todo es desconocimiento. Muchísimas más personas de las que podáis imaginar a pesar de leer esta entrada, a pesar de saber mi experiencia, a pesar de conocer cuán importante es el feedback: NO CAMBIAN NADA. Incluso a más de uno, cansada de resolver las mismas preguntas y no ver "resultados", les he llegado a decir "por favor, si de verdad te ha servido esto, da "me gusta", comenta, recomienda" y NADA. (Si alguien sabe el por qué de esta incógnita para mí que me lo haga saber porque en estas situaciones a mí se me cae la cara de vergüenza y no lo logro entender)



También te pone triste o incluso te enfada cuando se olvidan de que eres una persona... Una vez (no se me va a olvidar en la vida porque al día siguiente pensé en ello y me dieron ganas de llorar) recuerdo que comenté por historias que no había podido pasar algún recurso (alguna charla gratuita o similar) porque había tenía un accidentillo en la carretera (y no lo comenté si quiera con la intención de preocupar, si no que daba explicaciones como siempre y simplemente era la verdad, no pude por esa razón). Ese día preguntaron 10 personas por mí y 40 pidieron el enlace al recurso. Y esta es la realidad con respecto a TODO: hay muchísimas personas buenas, comprensibles, que apoyan, que agradecen, pero un alto porcentaje que es indiferente a todo o que incluso se queja cuando las cosas "no salen a su gusto".






Otro tema un tanto irreal: me han llegado a decir que si no tengo fotos en redes es porque o soy fea o un hombre (que alguien me explique porqué incluso esas dos opciones son algo malo, gracias). Lo triste es que empecé ayudando (AÑOS) con mi cuenta personal y tenía fotos mías, y no influyó en nada positivo (de hecho a día de hoy mucha gente a la que ayudé que no sabe que soy Lala, a pesar de haberlo dicho en su momento en varias ocasiones, no me volvió a escribir ni para saber de mí ni nada, si acaso de vez en cuando como mucho me siguen llegando dudas y ya). Más bien lo contrario, me escribía gente randoom (que obvio no conocía de absolutamente nada) para quedar "a tomar un café y que le explicara todo el funcionamiento de la UNED" sin conocerme de nada o saber cuáles eran mis circunstancias. Sin olvidar las intenciones de algunos (como si estuviéramos en TINDER) o palabras obscenas.


Flipé cuando vi que esas mismas personas que se quejaban de que no tuviera fotos eran las mismas que seguían a cuentas famosas que no tienen "cara". Y una ya no sabe si lo dicen como un insulto, por envidia o porque no están pasando por un buen momento en sus vidas. Y durante un tiempo me suponía una gran presión, pero llegó un punto en el que aprendí a priorizar y mirar por mí. Y me empecé a preguntar: ¿Qué utilidad tiene una foto en una cuenta de estudio que está echando una mano constantemente? ¿Qué importa que sea guapa o fea, alta o baja, morena o rubia? Y ahora ni me lo planteo. Si en algún momento cambia la situación y me siento cómoda (no con mostrar mi cara si no con la presión o las exigencias) lo haré. Pero como dije en muchas ocasiones #LalaSomosTodos. Lala no es una cara, sois miles de carillas que aportáis y me apoyáis. Lala crece en la medida que crecéis vosotros, en la medida que acogéis diferentes proyectos y los hacéis casi vuestros (porque en realidad lo son, todo esto es para y por vosotros). Y para mí esto es lo más importante, que como alguno me ha llegado a decir "os he cambiado la vida" pero vosotros vais cambiando a Lala y por supuesto, me habéis cambiado a mí.





Y obviamente, no todo es "culpa" (hablemos mejor de responsabilidades que de culpa) de los demás. Nosotros somos dueños de nuestros actos e incluso de nuestros pensamientos. Cuando eres una persona que intenta agradar a todo el mundo, que miras por los demás antes que por ti o que intentas ir haciendo "buenas acciones" sin esperar nada a cambio es tristemente muy "normal" que pase esto. Esta es otra parte buena que he aprendido (aunque me queda un laaaargo recorrido):

a) Poner límites (no le "debo" nada a nadie, ni por descargar o recomendar unos apuntes que les han servido para aprobar, ni por agradecer un recurso que he aportado ni por dar "me gusta" a una página, canal o perfil que tanto tiempo me ha llevado para los demás). Esta frase me ayudó a entender el por qué de tanta exigencia:



b) Aprender a decir no (no soy mala persona por no querer compartir por redes unos calcetines o unas tazas de alguien que no me ha hablado en años).

c) Entender que la gente va a entender lo que le da la gana. Tú puedes decir "verde" y dirán que has dicho "rojo". Da exactamente igual lo que digas o hagas. Hay personas que solo quieren pensar eso, que crearán rumores y bulos y les parecerá incluso bien. Y mucho más cuando una persona intenta "actuar bien".

d) NO PUEDES AGRADAR A TODO EL MUNDO. Hagas lo que hagas. Incluso algunas personas te alabarán cuando quieran algo o cuando le seas de utilidad y cuando no te darán de lado, o cuando "cometas un error" (lo que para ellos sea un error, a veces es simplemente ser sincero) ya no serás una buena persona, ni altruista, ni te merecerás lo mejor.


e) SÍ, SE DEBE CONSEGUIR ALGO A CAMBIO O MEJOR DICHO NO SE DEBE PERDER CONTINUAMENTE. Ese "algo a cambio" va desde un gracias, a un "me gusta", a un comentario dando ánimos, a aportar otros recursos o simplemente a preguntar un "qué tal". La vida es un equilibrio, existe la reciprocidad y es necesaria. Si das y das y das, al final te quedas sin nada. ¿Qué sentido tendría si no? Las teorías de que la vida te devuelve lo que das son muy bonitas, PERO LA REALIDAD ES QUE TÚ TIENES QUE SALIR A BUSCARLO. Solo una persona que no haya estado en esta situación alguna vez en su vida diría que "las cosas se tienen que hacer porque sí aunque no te aporten nada". Afortunadamente la psicología me da la razón hasta en las teorías psicosociales del altruismo (algún día hablaré de ello). Las redes sociales para mí en muchas ocasiones han sido como aquel día que me acordé del karma y quise tirarle una croqueta.

Llegaba muy tarde, salí corriendo para coger el metro pero vi a una pareja mayor que apenas podían llevar con sus maletas (y encima extranjeros, que no podrían comunicarse con todo el mundo y estarían bastante perdidos) y se las bajé por las escaleras corriendo. Seguí corriendo y el metro se me cerró en la cara (cuando digo en la cara fue en la cara que casi me dan las puertas). Y dices PERO POR QUÉ, SI HE HECHO UNA ACCIÓN BUENA, COMPENSADME. Pues no, llegue muchísimo más tarde y tuvo consecuencias malas. La vida es así, haces acciones buenas pero la vida no te lo recompensa y da igual. Lo importante es que lo haría de nuevo, porque ayudé a esas personas, se les veía en la cara que lo agradecían mucho y yo me sentí bien.

f) TÚ ESTÁS EN PRIMER LUGAR. Para cuidar primero tienes que cuidarte, y no porque no sea posible, si no porque te desgastas. Y una persona cansada emocionalmente es difícil que pueda ayudar como le gustaría.



Aunque la mayor de las lecciones para mí ha sido dejar de pensar que debo "hacer todo perfecto" y comenzar aceptar y aprender de los verdaderos errores (aunque debo decir que entre la torpeza y que me cuesta mucho todo lo anterior...) los cometeré unas cuántas veces más...pero Roma no se construyó en un día :)


Y sin duda también me quedo con personitas maravillosas de las que podría hablar otro largo rato. Me alegra muchísimo poder cambiaros el día aunque sea con mis payasadas y torpezas. Me "llena de orgullo y satisfacción" poder hacer que no os sintáis solos, poder ayudaros en el estudio aunque sea mínimamente (con mis apuntes, resolviendo dudas o simplemente estando ahí). La diferencia con respecto a la situaciones negativas es que en las negativas no digo nada (la mayoría de las veces porque llegados a este punto no creo que nada de lo que diga vaya a suponer ningún cambio a mejor), mientras que en las positivas siempre estoy dando las gracias o mencionando lo importante que pueden resultar ciertos comentarios o palabras para mí (por lo que seguramente te haya dado las gracias mil veces, y ahí va una más: GRACIAS). Gracias por el apoyo, por los ánimos, por agradecer, gracias a todos los que compartís y estáis donando para que el blog siga adelante. Mil y una gracias.


Así que como he dicho muchas veces, seguiré por las redes en la medida que me sea posible y siempre y cuando vosotros queráis. A mí me encantaría que la comunidad de croqueteros amarillos siga creciendo y pueda ayudaros en todo lo que me sea posible, pero no es únicamente decisión mía...






Gracias de nuevo, gente maja 🤍


¿Sabíais todo esto? Muchos lo habéis visto en el día a día pero otros no. Contadme por redes si queréis cómo lo habéis vivido "desde fuera".
Infografía feedback


ACTUALIZO: También se está censurando este blog (e inventando cosas como que se rechaza porque este blog recibe dinero, cuando está por todas partes que NO, que no recibo dinero por cada click como la mayoría de webs que SÍ se comparten) en muchos grupos (más en Telegram, aunque también en Discord, WhatsApp, Facebook, Instagram...). Se entiende cuando muchos de esos grupos son creados por administradores de webs "similares" a mi blog (que no diré pero muchos ya conocéis) donde:

PREMISA A: Se gana dinero por cada click (porque tienen publicidad insertada)

PREMISA B: Está lleno de material de otros compañeros subidos sin su permiso

CONCLUSIÓN: Se gana dinero a costa del material de otros compañeros


La razón la da mi gurú:

A todo el mundo le daría exactamente igual si incluso ganara dinero por mi blog dado que es un trabajo que he realizado y ME MEREZO. Pero NO, no es el caso ni tengo intención. Pero es muy muy triste que a Lala se le reprochen este tipo de cosas mientras que a la gran mayoría sigue por redes a influencers (de ropa, de juegos, de TikTok, de memes...), hacéis click en multitud de webs de pago (LA GRAN MAYORÍA TIENEN PUBLICIDAD, y yo tuve QUE PAGAR PARA QUITAR ESA PUBLICIDAD *Imaginad si estoy recibiendo acusaciones e injurias ahora que no tiene publicidad el blog, imaginad si no hubiera pagado para que la quiten...*) que incluso no tienen material original y no tiene el objetivo de ser un espacio altruista... Algo que tengo claro es que no debo dar explicaciones, pero da muchísima rabia que compañeros a los que les vendría genial este espacio tenga que quedarse sin ello y además a mí se me ponga verde color croqueta mohosa. Y no, callar no hace que cesen estas conductas.



ACTUALIZO: cuentas/páginas de Psicología y otros negocios varios.


Me ha pasado en varias ocasiones de llegar incluso a insultarme por no querer seguir/compartir una página de psicología. O decir incluso "pues si no me ayudas ya no eres tan altruista". Suelen ser personas que luego dan 0 feedback a mi cuenta o mi a blog, además. Pero aunque fuese de otra manera... creo que debo hacer lo que considere sin que se me critique por ello.


Y realmente son momentos en los que lo paso bastante mal (aunque intento ir aprendiendo, me recuerdo que el problema no lo tengo yo, lo tienen ellos por obligarme a algo que no quiero o puedo y además enfadarse).


Y la verdad es que yo no tengo una página de Psicología entre otras razones porque me da bastante ansiedad el tema de las redes sociales como he dicho muchas veces.


Y si he decidido no seguir/compartir cuentas profesionales de Psicología (al igual que otros tipos de negocios) porque hay muchísimas, de además compis maravillosos, sintiéndolo mucho es por esta razón.


Me parece muy injusto que la gente, por el hecho de intentar ser altruista, te persiga y acose cuando quieren conseguir algo que tú no quieres darles. Y lo que peor me parece, que intenten hacerte sentir mal ("no te cuesta nada", "como eras tan altruista..."). Me cuesta, si afecta a mi salud mental, me afecta. Y nadie mejor que yo para saberlo. Y ser altruista no es ser un muñeco de trapo, también es decir "no", pensar en uno mismo y poner límites.


Mucho más irónico me parece cuando vienen de personas que quieren dar terapia. ¿De verdad tengo que explicar lo que significa la salud mental? ¿De verdad me estás exigiendo que no tenga salud mental por ti, por tu negocio, por tus intereses? No me entra en la cabeza...


Alguno además intenta echármelo en cara "pues ya no pienso compartir tu blog ni seguirte". Vale. Es que no tienes por qué... Yo no se lo he exigido JAMÁS a nadie (habré sido muy pesada recordando lo importante que es el feedback, que al final lo mío no es mi negocio, es altruista y encima tengo que poner dinero por este espacio, y en cualquier momento puedo decir "basta"). Pero me da muchísima pena cuando esas personas que decían que mis apuntes, mi material y mis recursos "le han salvado la vida" lo nieguen cuando intento poner límites.

1246 visualizaciones
bottom of page